Translate

En el pinar

Terminada mi temporada de reales , pués no me gusta estar por la zona cuando empiezan el celo para no molestar ni tener problemas, me he montado un hide de tela en el interior de un pinar y  las cuatro o cinco jornadas que he podido ir he metido azor,gavilan, ratoneros milanos y un macho de lagunero que ya el año pasado se hizo presente en la zona y en ocasiones aparece cuando no llevo ni diez minutos en el hide y aún es de noche. Me está fastidiando un poco porque de cara al gavilán y el azor su agresividad hace que estos se marchen cuando el aparece, pero bueno lo paso bien los días que puedo ir. Saludos.

























Águila real 16/01/2018

Curándome el resfriado que me pillé el otro día para conseguir las fotos que muestro en esta ocasión.
La especie está claro que es mi preferida y parte del año se lo dedico a ella porque es en Septiembre cuando empiezo a trabajarlas y hay que tener en cuenta que las primeras jornadas suelen ser fallidas pero tiene que ser así si quiero tener garantizada su presencia los meses de invierno y más teniendo en cuenta que como aficiónado que soy  y por la falta de tiempo ( pués sólo dedico algunas mañanas que me permite el trabajo) conseguir más especies , en mi caso es tarea difícil, pero tampoco es algo que me coma mucho la cabeza , pués es en la sierra, disfrutando de estas maravillas donde me siento más féliz y como terapia a los problemas cotidianos, encuentro mayor escape.
Llegar donde tengo el hide, aunque pueda parecer que ya no queda mucha nieve, fué tarea difícil.El coche a varios kilómetros y la marcha nocturna hasta llegar al escondite hizo que llegase muy mojado y sudando. A las ocho de la mañana ya escondido y con un charco de agua dentro del metro cuadrado que tiene el hide, me hacía pensar por momentos que la jornada no sería muy larga pensando que el cuerpo no aguantaría demasiado. Falso pensamiento, pués a los pocos minutos de estar dentro ya tenía la hembra sobre la roca y apenas sin luz hacía mis primeros disparos por si se marchaba y no la volvía a ver. Cinco horas estuvieron turnándose , entrando y saliendo hembra y macho, sin apenas comer, pues la presencia poco habitual de milanos, urracas y buitres hacía que se preocupasen más por proteger el conejo que de comerlo.
A las dos de la tarde, completamente congelado tuve que realizar ruidos y mover material para que se marchasen y hacer una rápida salida cuesta abajo por la nieve, porque mi cuerpo helado ya no aguantaba más.
La verdad es que lo llevaba esperando tiempo y me fuí a mi casa con el resfriado que comento pero muy contento.Espero que os gusten las fotos.






















El hide casi sepultado por la nieve.
La foto de mi amigo Enrique ( ami se me olvidasiempre hacerla porque las salidas del escondite normalmente suelen ser muy rápidas.

Más fotos, momentos e ilusiones.

Resumen para terminar el año de las últimas fotos logradas en estos meses.
Hace tiempo que no actualizo el blog .Suelo mostrar y compartir con amigos algunas imágenes en las redes aunque no quiero abandonar este sistema que me agrada y a la vez me permite seguir otros blogs muy buenos de gente de la que aprendo y disfruto con sus trabajos.
Espero que os guste.